martes, 7 de mayo de 2013


Producción económica de la región de la costa:
En Venezuela tiene soberanía y uso exclusivo de recursos naturales costeros, marinos y oceánicos en más de 500,000 kms2 en el Mar Caribe y el Océano Atlántico y cuenta con más 4,000 kilómetros de playas, 300 islas, islotes y cayos de gran importancia para la industria turística.



Agricultura: es el dominio de la agricultura de plantación (café, cacao, caña de azúcar); con sobresaliente actividad pecuaria en los estados Zulia, Lara y Falcón. 


Ganadería: En esta área están representados algunos de los principales ecosistemas marinos del Caribe como las praderas de pastos marinos, manglares y el 98% de todas las especies de coral encontradas en el Atlántico, incluyendo los críticamente amenazados corales cuerno de alce y abanicos de mar.
Los arrecifes y otros hábitats marinos superficiales como praderas marinas, playas, manglares y acantilados así como condiciones oceanografías favorables lo convierten en hogar ideal para cerca de 450 especies de peces incluyendo muchas de valor comercial como pargos, meros y langostas espinosas, así como tortugas marinas amenazadas de extinción como la tortuga carey, laúd, tortuga boba y la tortuga verde y mamíferos marinos como las ballenas jorobadas, delfines y manatíes.


Industrias primaria: El Caribe es fuente principal para la industria pesquera industrial y artesanal dedicada a la explotación de camarón, langosta y peces de arrecife, actividad que sostiene la vida de miles de pescadores y sus familias.

SecundariaEn la costa las actividades más "prósperas" (por decirlo así), son la Industria, la Pesca y el Turismo.Entre las dos cadenas de la Cordillera de la Costa  hay importantes depresiones como la del Lago de Valencia que forma una cuenca cerrada de 7.800 km2, ésta contiene el segundo lago natural de Venezuela y dos de sus principales poblaciones, Valencia y Marcarais    Esta depresión posee una gran riqueza agrícola e industrial que se manifiesta en un desarrollo prospero y organizado.  La depresión del Valle del Tuy, en el estado Miranda, también posee un amplio desarrollo industrial y agrícola debido a la fertilidad de sus tierras.


Yacimientos minerales: los depósitos de níquel se asocian con rocas ultra básicas serpentinizadas de la Cordillera de la Costa. Todos los depósitos y manifestaciones estudiadas son del tipo característico  Hasta el momento, en nuestro país no se han ubicado depósitos primarios de níquel asociados con sulfuros de origen magnético. Las rocas ultra básicas en el norte de Venezuela forman dos fajas definidas a lo largo de la Cordillera de la Costa y Serranía del Interior. La faja norte se extiende desde Margarita pasando por el norte de Caracas hacia el oeste, al norte de las montañas de Puerto Cabello-Santa María (Estado Yaracuy); la segunda faja se extiende desde la península de Araya-Paria, en dirección, en dirección oeste pasando por la cuenca de Santa Lucía, Charallave, Loma de Hierro, Villa de Cura, San Juan de los Morros, Tinaquillo y Cabimba. Fuera de esta dos fajas, se encuentran peridotitas serpentinizadas en la Península de Paraguaná (Cerro Santa Ana), a lo largo del frente montañoso de la Serranía del Interior y al norte del valle río Yaracuy. Las grandes masas de Loma de Hierro y Tinaquillo son las únicas intrusiones que han sido estudiadas sistemáticamente para determinar reservas y tenor de las menas de níquel.


Constitución geológica  de la costa:
Los yacimientos mineros y la constitución geológica de los tres conjuntos regionales:

Al estudiar el origen geológico del país entendemos las razones por las cuales Venezuela es un país con abundantes recursos mineros. Sin embargo, solo se han explorado intensamente sus cuencas sedimentarias ricas de hidrocarburos, faltando por estudiarse más ampliamente lo relativo a sus rocas cristalinas y metamórficas particularmente de Guyana. 

Además de los yacimientos de petróleo, el país tiene otros recursos naturales minerales, tales como los minerales del hierro, yeso, níquel, zinc, plomo, etc.
La constitución geológica de Nueva Esparta es de rocas del Cretáceo con inyecciones ígneas. Durante los períodos Cenozoico y el Cuaternario, se depositaron los sedimentos. En la Isla de Cubagua los cubren totalmente y sobre la Isla de Coche casi totalmente también. Las Islas de Coche y Cubagua apenas sobresalen del mar, con una superficie plana que está siendo moldeada por la erosión eólica. En el mapa geográfico se presenta en forma más detallada la toponimia de la Isla de Margarita, Coche y Cubagua.


Relación con la producción agrícola: Posee tierras agrícolas de la mejor calidad (suelos de máxima preservación, categoría I) que pudiese preservarse mediante un manejo ecológico de suelo ubicadas en las depresiones de Bejuma-Montalbán, lago de Valencia, Guarenas, Guatire y Tuy Medio, en los valles, planicies y colinas de Barlovento y Morón, y en los valles costeros e intramontanos de las cordilleras del Litoral y del Interior.
La región cuenta, aproximadamente, con el 20% de las costas del país que representan variadas alternativas para el aprovechamiento de sus escenarios naturales, lo que le imprime gran importancia al sector turismo; También dispone de 25% del alojamiento turístico nacional.
La presencia de esa extensa costa también posibilita un desarrollo acuícola y pesquero. Actualmente, la actividad pesquera, concentrada en los estados Aragua, Carabobo y Vargas, produce 1.000 de toneladas anuales. El potencial acuícola regional se manifiesta en 18 embalses con una capacidad de 3,05 Millardos de m3, que aseguran una producción adecuada y rentable, en diferentes especies.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada